En el 2015 se instituyó en el Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) la entrega del Reconocimiento Público “Al Mayor Amor”, a madres y padres destacados por su labor educativa con sus familias y la sociedad en general.

En esta ocasión, el Cenesex se complace en reconocer a las familias Pérez Ávila y Rodríguez Cruz. Las palabras de la cita inaugural estuvieron a cargo de la periodista y amiga, Arleen Rodríguez Derivet, quien expresó sentirse totalmente agradecida por formar parte de las Jornadas Maternidad y Paternidad, desde hace dos años.

La primera familia reconocida fue la del prestigioso Dr. Jorge Peréz Ávila, un hombre que profesa haber estudiado medicina para salvar el alma y al ser humano. Una especie de padre confesor para aquellos que padecen VIH/SIDA, y una especie de educador eterno para otros tantos aterrorizados por la propagación del virus en el país.

En el ámbito personal es padre de cinco hijos, de los cuales tres, heredaron su pasión por la medicina. Su primogénita, Lissette Pérez Santos, lo define como un papá siempre presente, a pesar de las tardanzas; una fuente inagotable de sabiduría, sapiencia y paciencia. Siempre con el consejo oportuno o la mano extendida cuando se la solicitan, despacio, sin agredir, sin sobrepasar fronteras.

Así es el Dr. Jorge Pérez, el que siempre quiso jugar a ser médico, y terminó convirtiéndose en humanista del pueblo cubano, y del mundo.

La segunda familia condecorada con el Reconocimiento Público “Al Mayor Amor” fue la perteneciente a el periodista, militante y activista Francisco Rodríguez Cruz. Un profeta de su tiempo digno de admirar por su optimismo, su sonrisa, su picardía en cada palabra, y la sinceridad en tiempos de redes sociales. Orgullosamente miembro del Partido Comunista de Cuba, por lo cual es atacado y estigmatizado, pero que con un perspicaz sentido del humor logra descolocar cualquier agresión de nuestros adversarios.

Paquito es un hombre que habla de un amor de tres entre su madre, su pareja y su hijo. Ese mismo amor que hizo crecer una muralla delante de los suyos y bloquear las sistemáticas olas de críticas que constantemente golpean su quehacer. Por todo lo que ha sabido hacer y transmitir como padre, Javier, su hijo, es lo que siempre soñó: un joven con valores excepcionales.

Francisco Rodríguez Cruz es el periodista, el Paquito bloguero, el Paquito padre, el Paquito activista, el Paquito gay. La misma persona que logra vivir en una sociedad patriarcal tratando de ayudar a todo el que puede, de ser lo mejor posible y de, sobre todo, ser consecuente con lo que dice.

Ambas familias recibieron el premio de manos de la directora del Cenesex, la Dra. C. Mariela Castro Espín y Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la FMC. En sus palabras de apertura, Mariela expresó que un momento de gran regocijo es la entrega del Reconocimiento Público “Al mayor amor” a las familias seleccionadas por el comité organizador de las jornadas. “Empezamos con la maravillosa familia de Elián Gonzáles, después la gran familia de Los Cinco y cada año descubrimos que cerca y lejos, en todo el país hay una inmensidad de grupos familiares candidatos a ser reconocidos y presentados a nuestro pueblo”.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

©2021 EntreDiversidades Cuba | Hablemos de sexualidad

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

¿Olvidó sus datos?