Un saludo enviado a la página en Facebook ¨Por mis Derechos, Cuba LGBTIq+¨ (creada con el fin de defender los derechos de la comunidad LGBTIq+ cubana, además de visibilizarlos) fue el motivo que hoy nos trajo a escribir esta historia que, aunque muchos medios han mencionado, en Cuba desconocemos.

Transcurría el año 1990 en Uruguay, Rubén tenía 34 años, pertenecía a la gerencia en un supermercado, docente de Administración de empresas y rematador público; para ese entonces se estaba percatando que sentía atracción por los hombres. Mario, por otra parte, estaba por cumplir 29, era veterinario y tenía su orientación sexual más definida.

“En el año 90, el diario La República tenía un suplemento que se llamaba ‘Susurros’, donde se podían publicar avisos y mensajes gratuitos. Cada uno decía si buscaba una amistad, una relación ocasional o algo serio, y firmaba con seudónimo. Con mi secretaria se nos ocurrió hacer una broma: nos hacíamos pasar por una pareja swinger que buscaba otras parejas para hacer intercambios”, -nos cuenta Rubén-.

Rubén y su secretaria recibieron decenas de cartas en respuesta a su publicación, hasta que tuvieron que asistir al diario a retirar el anuncio. En una de esas aprovechó a escondidas de su secretaria y publicó otro aviso con un seudónimo que se hacía llamar: “Permiso”.

Aviso publicado por Rubén en el diario La República.

El encuentro de Rubén y Mario-

Setenta y ocho personas escribieron al diario para conocerlo: “Seleccioné dos y a la semana siguiente me fui a Montevideo. Tenía una cita a las 9 de la mañana y otra a las 11. El de las 9 era un neurólogo, el de las 11 era Mario, un joven veterinario” – nos cuenta mario -. La carta de Mario decía así: “Amigo ‘Permiso’: es la primera vez que hago algo de esto, me causa bastante nerviosismo (…) Te voy a dar mi teléfono para que me llames. Hazlo sólo entre las 7 y las 8.30 de la mañana. Normalmente vivo solo, pero a veces están mis padres, así que ¡por favor! te pido discreción. Llámame pronto”.

Mario y Rubén estuvieron toda la tarde en el Mercado del Puerto conversando, y pasaron el fin de semana juntos. Casi dos años después, cuando a la Ley de matrimonio igualitario en Uruguay le faltaban más de 20 años de gestación, se inscribieron como concubinos. Luego de cuatro años viviendo juntos, apareció la posibilidad de adoptar a un niño.

La llegada de Camilo

Consultaron a una psicóloga, una socióloga, un psiquiatra y se comunicaros con referentes de San Francisco que conocían familias homoparentales. Todos dijeron lo mismo: “si están preparados para dar amor no habrá problemas“.

“No sabíamos si estábamos haciendo bien; su madre no podía cuidarlo y teníamos miedo de perjudicarlo en el futuro por ser un chico con dos padres – recuerda Rubén-. La decisión de base fue no mentir, llegado el momento Camilo sabría toda la verdad sobre la adopción y la relación sentimental que hay entre sus padres. “La verdad, no hubo conflictos. Es más, cuando tenía 5 o 6 años una madre del colegio nos dijo: ‘Sabes que Camilo tiene a los chicos convencidos de que es mucho mejor ser hijo del corazón que de la panza”.

Matrimonio igualitario, adopción compartida, boda y activismo

Como la ley no contemplaba que Camilo fuera inscrito como hijo de los dos, el riesgo era enorme: si Rubén llegaba a morir, Mario no tenía ningún vínculo legal con su hijo. Por eso, cuando el niño estaba por terminar la primaria, lograron que el Tribunal de Familia los escuchara; vieron que Camilo estaba tan bien que, por unanimidad, les concedieron la adopción compartida. Camilo pasó a tener el apellido de ambos: López Bonilla.

El 22 de agosto del año 2013, ya aprobada la Ley de matrimonio igualitario en Uruguay, Mario y Rubén se casaron por lo civil, para luego, el 1ro de septiembre de ese mismo año en una ceremonia religiosa guiada por la Iglesia Metropolitana ratificar su amor. En esa ceremonia Camilo, su hijo, era padrino junto a uno de los sobrinos de Rubén y sus hermanas.

Cuando se aprobó la Ley de Matrimonio Igualitario en Uruguay.

Si bien eran activistas (fueron con su bebé en brazos a Marchas del Orgullo internacionales), cuando Camilo empezó a crecer bajaron el perfil. “En aquel entonces, un pastor amenazaba a las parejas homosexuales que adoptaban hijos. Salía por la televisión y decía: ‘No se van a salir con la suya’. Se nos congelaba la sangre de sólo pensar en perderlo. Estaba instaurado que los padres gays éramos pedófilos y que nuestros hijos estaban condenados a salir mariquitas, maquilladores o bailarinas”.

El cartel y Camilo

El cartel “Nuestro hijo es hétero pero igual lo amamos” en el desfiles de solidaridad y en un montón de postales de apoyo a la comunidad, fue una ironía simpática, explica Rubén. Quisimos parafrasear el discurso que dice: ‘Nuestro hijo es gay pero igual lo amamos’, como si no quedara más remedio. La idea era no sólo mostrar lo bizarro de nuestra comunidad sino abrir el diálogo y poder hablar de nuestras familias, agregó.

El cartel que siempre llevan consigo

El paso del tiempo demostró que el prejuicio estaba errado. Camilo es heterosexual y está haciendo carrera en la Armada Nacional uruguaya para recibirse de Oficial de la Escuela Naval este año 2019. En su reclutamiento, los oficiales no supieron cómo completar los formularios -pedían “Firma del padre” y “Firma de la madre”-. Fue ahí que se dieron cuenta de que es el primer joven que tiene dos padres en la historia de la Armada uruguaya.

Papá Rubén, “Tata” Mario y Camilo, al frente: el hijo hétero que estudia en la Armada.

El mensaje de Rubén, Mario y Camilo para Cuba

A través de Por mis Derechos, Cuba LGBTIq+, Rubén, Mario y Camilo nos envían este mensaje a la comunidad cubana:

Queridos amigos de ese maravilloso pueblo: No pretendemos ser ejemplos, pero somos conscientes que nuestra vida es un modelo que tira por la borda prejuicio y discriminación.
También sentimos en carne propia el duro proceso de trabajar en inclusión y respeto a las diferencias. El mundo va cambiando, las leyes van cambiando, la ciencia aporta nuevos elementos, descubrimos que los santos no son tan santos y los pecadores no son tan pecadores. Hemos visto en los últimos años cambios de paradigmas en varios lugares del mundo. Comienzan a romperse las cadenas que por siglos han estigmatizado a nuestra comunidad LGTB…
El tiempo va dando nuevas y claras respuestas a tanto dolor innecesario e injusto, muchas veces usando el nombre de Dios para justificar miserias y homofobia. Es por ello que desde nuestro lugar enviamos el mensaje de esperanza y estén plenamente seguros que los procesos llegan, con más o menos tiempo, pero la justicia siempre será horizonte y meta.
Quiera que vuestro pueblo, ya herido por bloqueos, aprenda de esa experiencia para no continuar bloqueando a sus propios hermanos en el amor. La ignorancia es principal aliada de prejuicios y debemos culturizar en el reconocimiento a que todos somos seres únicos, irrepetibles y diversos.
Rescatemos la esencia del SER para evitar más dolor y odio, demostrando con nuestras propias vidas el espíritu que nos anima a crear un mundo mejor, en donde todos y todas tengamos igualdad de oportunidades, derechos y obligaciones.
Está comprobado que en los países en donde se han aprobado agendas de derechos como Matrimonio Igualitario, adopción por familias homoparentales, leyes anti discriminación, etc, van disminuyendo notoriamente los casos de bullyng, suicidios por problemas de identidad y agresiones por odio.
Estamos seguros que vuestro pueblo así lo entenderá, que los colores del arcoíris también brillarán en vuestro cielo y nosotros estaremos siempre dispuestos a extender nuestras manos para sembrar caminos de encuentro y esperanza.
¡Les abrazamos con el alma!
RUBEN, MARIO Y CAMILO.

Algunos momentos de Rubén, Mario y Camilo.

Mario y Rubén acompañados por su hijo Camilo a la salida del registro civil que reconoció su casamiento el 22 de agosto de 2013.

Rubén, Camilo y Mario. En una actividad al cierre del primer año de Camilo haber entrado a la escuela de la Armada uruguaya.

Mario y Rubén en marcha de Buenos Aires, Argentina.

Mario y Rubén en marcha de Medellín, Colombia.

Mario y Rubén con familias homoparentales en marcha de Uruguay.

Mario y Rubén en marcha de México.

Mario y Rubén en marcha de Panamá.
Mario y Rubén en marcha de Sao Paulo, Brasil.

Mario y Rubén impartiendo conferencias.

En el Registro Civil, con la Jueza y los funcionarios actuantes.

Primer abrazo como familia legítima.

Con informacion de Infobae y Rubén López Pacilio.

17 Comentarios

  1. Soy de los que piensa,que cada cual tiene sus preferencia sexuales ,eso no se aprende,sino que nace con la persona.Y no es un problema o enfermedad, como muchos los ven,esos hijos Adoptivos por lo general están mejor educados, que en muchos hogares donde no reciben amor y avece los padres tienen vicios, que los conllevan a malos ejemplo. Además cada cual hace con su vida, lo que entienda. Aunque no esté ya en la constitución y si en el código de la familia. Hay que respetarlos y que tengan su espacio. Nadie tiene porque avasallarlo. Esos que lo hacen, muchas veces están frustrados y por eso tal odio hacia ellos. Es mejor tener un homosexual de amigo, que no a un delincuente, un ladrón o un asesino.
    En estos día he visto varias discusiones donde participan religiosos y el tema principal es el matrimonio entre sexo iguales. A lo cual ellos no aceptan. Yo me pregunto cuál es el problema, si donde más homosexuales he visto es en la religión. Que no se hagan los puros y que se revisen. Lo importante es darle su lugar, reconocerlos y respetarlos como seres humanos.Y el que se quiera casar que se case y “Que viva el amor”.

  2. Felicidades a Ruben y Mario por luchar por ese amor y poder tener a Camilo, un ejemplo a seguir por varios paises de la region. Gracias por esta hermosa historia.

  3. Que bueno seria que todas esas personas que dicen no saber que explicarle a los niños leyeran el articulo para que vean cuan facil es con amor explicar cualquier cosa

  4. Conmovedora historia de una lucha que un buen día llego a su fin, digo fin porque Mario y Rubén lograron su objetivo común matrimoniarse, adoptar un hijo y reconocerlo legitimamente…. concidero que en nuestro pais se tiene que terminar de romper ese mito que se ha arrastrado desde nuestros antepasados, el machismo biológico tiene que llegar a su fin y rescatar el respeto a ls personas, desir “NO” a la descriminación por el simple hecho de no poder ser como las familias y las personas quieren que uno sea.
    De ser aprobado el matrimonio en la costitusión soy del criterio que de esa misma forma debe ser penalizada la familia que expulse a sus hijos por no llevar en si el privilegio de ser como ellos queren que sus hijos sean. Si este mensaje le llegase a Mario, Rubén y Camilo, que les llegue mis felicitaciones por ser una familia feliz y más feliz que muchos de los que llevan su orientación sexual a corde a su género.

  5. Creo que fue justo la descicion del tribunal ya que les reconocio sus derechos como padres en esta vida todos los sres humanos tienen la igualdad plena ,aqyui de cuba premiando esa buena causa digna y justa

  6. una bella historia donde prevalece el amor en sus dimensiones y por supuesto lo merecen , cada persona es libre de sus actos y preferencias sexuales y con su amor a los otros pueden llegar a ser ejemplos ante aquellos que no se han decidido aún.

  7. Muy bonita la historia de Mario Rubén y Camilo, es verdad solo se necesita amor para y dedicación para con nuestros hijos no importa si somos parejas del mismo sexo o no, solo brindando amor y dar a entender a ese pequeño que vive con nosotros como, que el llego a nuestra familia y pq somos una familia de ese tipo según la madures de pequeño y lo preparado que estén sus padres y la crianza y el amor que se conviva como familia creo que se puede lograr grandes cosas y este es un ejemplo, muy claro y positivo para todo el mundo.

    Por cierto muy interesante La historia del primer hijo legítimo de una familia homoparental en América Latina y que la compartan para nosotros los cubanos.

  8. Me parece una historia que debemos seguir, luchar por nuestros derechos es la mejor enseñanza que nos podían dar Rubén y Mario.
    Gracias por este hermoso artículo.

  9. Definitivamente el amor nos llega de la noche a la mañana, muchas veces no con la persona que nuestros padres, amigos, hermanos y vecinos desearan que pasara, sencillamente nos enamoramos de alguien de nuestro propio sexo. La lucha constante de las iglesias cubanas para que la nueva constitución no se apruebe es y será siempre un problema, pero debemos de entender que los años pasan, que la sociedad avanza, la ciencia y el pensamiento humano.
    Un ejemplo a seguir a sido este de Rubén y Mario. El adoptar a un hijo, no significa que tu hijo vaya a ser homosexual también.
    Estoy de acuerdo con el matrimonio Homosexual.!!!!

  10. conmovedora esta historia, realmente se me anudó la garganta al leerla y saber q fueron dos hombres los capaces de darle tanto amor y buena educación a un niño; a veces miramos con mala cara a personas q supuestamente”no son normales” sin darnos cuenta de q cuestionamos a esas personas solo por lo q son sin conocerlas, cuantos matrimonios “normales” conocemos q no han sido capaces de criar una criatura con el amor, la educación y el respeto con el q lo hicieron esta pareja homosexual y pregunto a todas esas personas q estan en desacuerdo con el matrimonio igualitario, ¿q preferirian criarse dentro de un matrimonio normal donde reciben malos tratos o ser hijos adoptados por personas como rubén y mario?

  11. CUESTA TRABAJO CREERLA, PERO ES LA REALIDAD,SON PERSONAS QUE INCLUSO MUESTRAN MAS VALORES HUMANOS QUE EL RESTO, BRAVO POR LA EDUCACIÓN DE CAMILO, ESA ES LA PARTE MAS TRANSPARENTE EN LA FORMACIÓN QUE LE DIERON SUS PADRES

  12. Que bella esa historia, ojalá y todos los que tienen otros pensamientos puedan concientizarse a través de ella, gracias por compartirnos esta gran lección de vida, 20 años de casados, y con más amor que cualquier pareja heterosexual.

  13. Es un articulo muy bueno, una linda historia y en verdad estoy de acuerdo con lo que escribe Yuli, pienso que lo mas importante es el amor en esta historia, sentimiento que hoy en dia a cambiado mucho, porque prevalesen otros intereses, como seres humanos que somos el amor nunca nos puede faltar

  14. Me siento muy conmovida con esta historia, confieso que despues de leer y ver las fotos en las que se demuestra la felicidad de esta familia apoyo el matrimonio igualitario y que ellos adopten sus hijos siempre y cuando los eduquen enseñandoles todo lo bueno de la vida y que los dejen elegir sin imposición alguna su orientación sexual.

Responder a Yuly Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here