No cabe dudas de que la experiencia y el conocimiento van juntos de la mano. Años atrás, no podía distinguir entre lo que era el amor y el querer, tampoco en la necesidad de protegerme en mis relaciones sexuales y mucho menos, pensé en la importancia de dedicarme a la prevención de las ITS/VIH/sida. A pesar de esto me postulé a un taller de formación de promotores voluntarios; al inicio por curiosidad, luego por solidaridad y solo unos meses más tarde, por convicción.

Así han transcurrido los seis mejores años de mi vida, un círculo cambiante entre la escuela, la familia, los amigos y la prevención, la cual siento como si fuese mi trabajo. He conocido personas maravillosas que día a día les dan una nueva dirección y sentido a mis ideas y alimentan mis deseos por lograr un mundo en el que el estigma y la discriminación no sean limitantes de las relaciones sociales. Ha fortalecido mis principios y me ha dado las bases para educar en ciertos temas a quienes me rodean.

No se habla de dinero ni se persigue algún tipo de pago; la mayor gratificación es despedir a una persona satisfecha luego de apostar por nuestros servicios o confiarnos sus problemas. Por ello vale destacar que no existe en esta profesión la espera del salario a fin de mes. Todo lo que mueve esta gran maquinaria es el amor, la dedicación y la necesidad de ser útiles.

Lo mejor de todo es saber que el mundo está poblado de personas que al igual que yo han apostado por ayudar a los demás; jóvenes comprometidos de los cuales se habla, pero a ciencia cierta no se conocen y son un gran aporte a la reducción de los casos de VIH en Cuba y el mundo.

De más está decir que formar un promotor es moldear un individuo desconocido, lograr que no tenga prejuicios y sea capaz de respetar las diferentes orientaciones sexuales y condiciones serológicas. Alguien que en vez de juzgar muestre nuevos caminos. Puedo afirmar que, para muchos, esto es una gran escuela.

- Publicidad -

2 Comentarios

  1. Esta página la encuentro excelente. Yo soy Promotor voluntario de salud seroafectivo hace 10 años, en esta página puedo saber como se trabaja el tema VIH en otras provincias. Felicito a la provincia de Santiago de Cuba por haber logrado el segundo 90 en el 90-90-90. Pronto estaré por allá. Un abrazo. Coto

  2. no solo en el sentido que se sea promotor o voluntario para poder ayudar a las personas a prevenir las enfermedades de transmicion sexual tambien los jovens , lasperosnas de mayor edad y principalmente el mismo pueblo pude ayudar en eso en las escuelas los profesores e, las univarsidades y en las calles en general

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here