La Junta Directiva de la ONG Vivat Argentina se reunió por primera vez en lo que va del 2018. El encuentro tuvo lugar en la Casa de Espiritualidad de las Misioneras Siervas del Espíritu Santo de Rafael Calzada, en la provincia de Buenos Aires, e incluyó un taller sobre trata de personas y violencia de género.

El taller estuvo guiado por el lema “No a la trata de personas y la violencia de género. ¡Cuidemos la vida!”, que animará la Campaña Anual de Vivat Argentina.

El sábado 10, los participantes compartieron la oración de apertura y motivación a partir de un disparador que los animó a “revisar el orden de las cosas”, lo que contribuyó a descubrir el marco socio-cultural en que se dan las relaciones interpersonales.

En un primer momento del taller se abordó el tema de “trata de personas” –la esclavitud del siglo XXI–, a partir de la presentación de la Red Kawsay-Confar. El hermano marista Jorge Walder y la hermana Marie Solange, de la congregación Hijas de la Caridad-San Vicente de Paúl, compartieron un marco de referencia de la problemática, brindando una visión más amplia sobre las diversas aristas de la trata de personas. El material audiovisual mostró varios elementos vinculados a la captación y reclutamiento de las víctimas, las diversas expresiones de la trata con fines de explotación sexual, laboral, venta de órganos y otras.

En otro momento, se abordó el marco legal a través del “Protocolo de Palermo”, la Ley 26.364 y su modificatoria Ley 26842 (2012). A la vez, se compartió un protocolo de intervención ante situaciones de trata y el número de emergencias 145 para la intervención de instancias de la policía y la justicia.

Al finalizar este momento compartieron un momento de celebración, en el que se recordó la figura de Santa Josefina Bakhita, quien desde su propia historia de sometimiento, es hoy patrona de quienes viven situaciones de esclavitud.

En un segundo momento se abordó el tema “Violencia de género” a partir de la presentación del Hogar de Tránsito Nuestra Señora del Milagro, de la asociación “Una mano que ayuda”, representado por la hermana Paulina Oviedo de la congregación de Hermanas de San José de Cúneo, junto con el Consultor psicológico Pablo y el testimonio de Lidia Avellaneda.

El taller propuso partir de la sensibilidad de los presentes para superar las visiones construidas del paradigma patriarcal que naturaliza o juzga las situaciones de violencia. En otro momento, en un trabajo grupal, compartieron sus propios marcos de referencia familiar, social y comunitario y las posibilidades de incidencia.

Al culminar, hubo un momento de oración en torno a la imagen de la mujer encorvada que se acerca a Jesús y tocando su manto, supera su mal. Como cierre de la jornada, participaron de la celebración de la Eucaristía, poniendo en común todas las vivencias compartidas durante la jornada y presentando sus aportes para el “cambio del orden de las cosas”.

La jornada del domingo 11 comenzó con una reflexión bíblica sobre los derechos de la mujer. Luego avanzaron en la planificación de la estrategia de la Campaña Anual 2018 de Vivat, aportando elementos que contribuyan a la visibilización e instalación del tema en ámbitos de pastoral parroquial, educativos y socio-comunitarios, ligados a la presencia de los miembros de Vivat, como a otros ámbitos más amplios tanto eclesial como social.

- Publicidad -

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here